La balada del agua del mar

1920
A Emilio Prados
(Cazador de nubes)

El mar,
Sonríe a lo lejos.
Dientes de espuma,
Labios de cielo.

—¿Qué vendes, oh joven turbia,
Con los senos al aire?

—Vendo, señor, el agua
De los mares.

—¿Qué llevas, oh negro joven,
Mezclado con tu sangre?
—Llevo, señor, el agua
De los mares.

—¿Esas lágrimas salobres
De dónde vienen, madre?

—Lloro, señor, el agua
De los mares.

—Corazón, y esta amargura
Seria, ¿de dónde nace?

—¡Amarga mucho el agua
De los mares!

El mar,
Sonríe a lo lejos.
Dientes de espuma,
Labios de cielo.

Anterior | Siguiente

Comparte este poema: