Canción de la desesperanza

Los olivos subían
y el río bajaba.

(Sólo yo me perdía
por los aires.)

Los Padres esperaban
el Santo Advenimiento,
y las muchachas pintan
su corazón de verde.

(Sólo yo me perdía
por los aires.)

Anterior | Siguiente

Comparte este poema: